¿Tienes alergia ocular?


Conforme con los datos de la tercera edición del estudio epidemiológico de referencia sobre las enfermedades alérgicas en España (Informe Alergológica dos mil quince), seis de cada diez motivos de primera consulta al alergólogo son ocasionados por rinoconjuntivitis. El segundo motivo de consulta es el asma (veintitres con cuatro por ciento ) y el tercero la hipersensibilidad a los fármacos (diecisiete con siete por ciento ).

¿Qué es la rinoconjuntivitis alérgica?

La rinoconjuntivitis alérgica es una nosología ocasionada por un alérgeno como puede ser el polen, el pelo de los animales, los ácaros del polvo o bien los hongos. Causa molestias en la nariz y, asimismo, en los ojos.

Cuando se tiene esta nosología, las mucosas de la nariz se inflaman, generando rinorrea (exceso de mucosidad) y, asimismo, estornudos, congestión y picor nasal. Cuando la persona presenta solamente irritación nasal, diríase que tiene rinitis.

La rinoconjuntivitis, como su nombre señala, no solo afecta a la nariz, asimismo afecta a la conjuntiva. La conjuntiva es una capa serosa que cubre el globo ocular (conjuntiva bulbar) y, asimismo, el interior de los párpados (conjuntiva palpebral). Cuando se irrita, diríase que la persona sufre conjuntivitis. La conjuntivitis cursa a menudo con lagrimeo, picor, inflamación o bien sequedad ocular, sensación de arenilla, incremento de sensibilidad a la luz y secreción de mucosidad que puede cristalizar tras el sueño, formando pitañas. Aparte de por un agente alérgeno, la irritación de la conjuntiva asimismo puede estar producida por virus, bacterias o bien por una substancia irritante como el cloro.

En la mayor parte de las ocasiones, la conjuntivitis alérgica está ocasionada por alérgenos de exterior (como pólenes y mohos). Conforme con ciertos estudios sobre la alergia al polen, la conjuntivitis se halla relacionada con la rinitis alérgica en el setenta y cinco por ciento de los casos.

¿Tengo conjuntivitis alérgica o bien catarro común?

Puesto que la rinoconjuntivitis alérgica y el catarro común comparten muchos síntomas, es usual confundirlos. Te enseñamos a diferenciarlos:

En contraste a la rinoconjuntivitis alérgica, el catarro común está producido por una infección de la mucosa nasal y de la faringe que, en general, tienen un origen viral.

El catarro común puede generar fiebre o bien febrícula y sus síntomas duran una semana más o menos. No obstante, la rinitis alérgica no acostumbra a generar fiebre y la intensidad de sus síntomas oscila a lo largo del día.

Además de esto, la secreción nasal propia del catarro común es compacta y de color amarillento o bien verdoso; al paso que la de la rinitis alérgica acostumbra a ser líquida, transparente y salir como un goteo.

¡No te frotes los ojos!

No importa qué haya producido la conjuntivitis, si es alérgica, irritativa, viral o bien bacteriana, es esencial no frotarse los ojos para combatir el picor que generan. Si tienes rinoconjuntivitis alérgica, al frotarte los ojos, no apreciarás alivio, sino más bien todo lo opuesto. Al hacerlo, estimulas la liberación de histamina, una substancia que segrega el sistema inmunitario cuando el organismo entra en contacto con un alérgeno y que genera picor. Además de esto, si tienes las manos sucias o bien alguna mancha de polvo en el ojo, frotártelo aumenta el peligro de rasguños en la córnea.

Conque ya lo sabes, si tienes rinoconjuntivitis, no te frotes los ojos, es mejor que los limpies con toallitas limpiadoras concretas para los ojos soluciones salinas estériles. Esta afección asimismo puede tratarse con antinflamatorios no esteroideos, corticoides tópicos, antihistamínicos y lágrimas artificiales o bien pomadas lubrificantes concretas (cuando genera una sequedad excesiva en el ojo).

Si sientes molestias en los ojos y en la nariz, posiblemente tengas rinoconjuntivitis alérgica. Trata de separarte del agente que lo ha podido generar (polen, hongos, ácaros) y, sobre todo… ¡No te frotes los ojos!