Plan de negocio: Óptica

optica
En diferentes foros de discusión y páginas, he visto a compañeros ópticos preguntado por qué razón hacía falta para montar una óptica, inversión mínima, etcétera creo que este artículo de la gaceta EMPRENDEDORES que reproducimos ahora da contestación a ciertas de esas preguntas.
Aguardamos que sirva de ayuda.

Documentación de Apertura

En lo que se refiere a la documentación precisa para abrir una óptica, conforme nos explica
no muy significativas entre las diferentes David Calderón, existen pequeñas diferencias
Comunidades Autónomas. La documentación frecuente es:
Documentación pedida por el municipio local:
Licencia de obra.
Trámites de apertura.
Documentación para el Instituto Nacional de Ópticos-Optometristas
Nombramiento de óptico dirija con contrato indefinido.
Colegiación de tal dirija.
Certificado de la colegiación.
Procedimientos normalizados de trabajo. Se trata de reglas escritas donde se normaliza el desarrollo de una óptica, desde la limpieza del local y la vestimenta, hasta el proceso de adquiere de lentes y de desinfección de lentillas.
Registro de prescripciones ópticas. El Instituto de Ópticos manda a cada agremiado dirija un libro o bien soporte imantado donde debe registrar las graduaciones que efectúa.

Documentación para la Conserjería de Sanidad
Es indispensable para conseguir los permisos sanitarios. Se tienen que cumplir una extensa
serie de requisitos que se exponen en el R. D. 14/2003 de trece de febrero entre
los que destacan:

Requisitos del local.

Equipamiento básico: lámpara de hendidura, frontofocómetro, retinoscopio o bien autorrefractómetro, quetatómetro, gafa y caja de pruebas y el preciso si se dispone de taller – en el caso de no tener taller se requiere contrato externo de
taller por una compañía extraña.
Proyecto de equipamiento y utillaje.
Proyecto de personal. Es una relación de nombres del personal y el cargo que ocupan.
Declaración de actividades a desarrollar.
Plazos previstos de ejecución de las obras de acondicionamiento

AUTÓNOMOS : Conceptos contables

El emprendedor se da de alta en el Régimen Singular de Seguridad Social (SS) de Trabajadores Autónomos. Este sistema de cotización tiene particularidades:
Alta. El emprendedor debe gestionar el alta en la SS. Para esto, anteriormente se le solicitará que haya realizado el alta frente a la Hacienda detallando la actividad que realice.
Afiliación de empresario. Cuando contrate al primer trabajador ocurre lo mismo que para una persona jurídica. El empresario debe registrarse en la SS como empleador, optando por cubrir los peligros de accidente laboral con la propia SS o bien con una mutualidad privada. Se la asigna un código de cotización al que irán relacionados los trabajadores.

Cotización. Como en el caso de un autónomo, los ingresos son poco previsibles y variables, éste escoge la base de cotización por la que quiere cotizar y abona un porcentaje sobre exactamente la misma.
Posibilidades. Un autónomo no cobrará subsidio de desempleo si deja la actividad y las pensiones de jubilación son menores

Perfil del negocio
En nuestro supuesto, el emprendedor se establece como autónomo abriendo una óptica en un local de unos noventa m2 en una zona comercial. Contratará a un trabajador como dependiente del comercio. Realizará una inversión de ciento cincuenta euros, ciento veinticinco mil de los que financiará a través de préstamo. Alcanzará el punto de equilibrio en el cuarto año.

Stock inicial
El stock inicial preciso variará en función de las dimensiones del local, así como del grado de diversificación que introduzcamos en el negocio. David Calderón añade que “el stock inicial de unas setecientos lentes puede rondar los veinte euros”. De entrada, lo común es tener lentes de sol y de graduado, banco de lentillas, líquidos de mantenimiento, pilas de audífonos, fundas de lentes, etcétera Según Cáceres, “se pueden adquirir unas quinientos monturas de graduado diversificadas entre lentes de señora, caballero, niño y unisex. En lo que se refiere a lentes de sol, unas 100”. En nuestro supuesto, el emprendedor adquiere seiscientos lentes por dieciocho.560 euros.

Inversión inicial
Según Pedro Cáceres, “en líneas generales debemos contar con 5 partidas presupuestarias: el utillaje de taller, el instrumental optométrico, el moblaje, el stock y, si es preciso, el acondicionamiento del local”. En lo que se refiere al utillaje de taller, lo más básico para iniciar, según Pedro Cáceres, es contar con
de frontofocómetro, ventilete, biseladora, destornilladores, alicates, tornillería, etcétera. En nuestro supuesto hemos asumido que el emprendedor pide un préstamo para adquirir la maquinaria y el moblaje que precisa, si bien disponía de otras alternativas, como el leasing
Moblaje
El moblaje preciso para montar una óptica dependerá, en buena medida, del local que elijamos, de la imagen que deseemos dar y del presupuesto que tengamos. “En fabricantes especializados se pueden lograr 2 puntos de venta, expositores para lentes de sol y graduado, punto de entrega y moblaje de contactología
desde los dieciocho.000 euros. El moblaje para el taller lo podemos conseguir desde mil quinientos euros y los equipos informáticos y el software de gestión de óptica por unos dos mil euros. Además necesitaremos rótulos lumínicos y un escaparate que puede valer unos dos mil euros.”, explica Pedro Cáceres.

Impuesto sobre el Valor Añadido
En una óptica vamos a aplicar 2 géneros de IVA: el dieciocho por ciento , para las lentes de sol, y el siete por ciento , para lentillas, lentes de ver, audífonos y lentes oftálmicas. El Impuesto sobre el Valor Añadido no afecta a Pérdidas y Ganancias, puesto que en Estado Financiero sólo afectan las bases imponibles. Por ende, al efectuar la adquisición de materias primas, vamos a apuntar el importe de este impuesto, de forma acumulativa, en el Activo del Cómputo en la cuenta Hacienda Pública Impuesto sobre el Valor Añadido Soportado. Cuando efectuemos la venta, el Impuesto sobre el Valor Añadido se apuntará en el Pasivo, en la cuenta Hacienda Pública Impuesto sobre el Valor Añadido Repercutido. Al final del trimestre se liquida la diferencia con Hacienda.

Existencias
Una de las primordiales premisas de este género de negocios es saber adquirir bien y efectuar un buen control de las existencias para sostener un equilibrio entre compras y ventas. Pedro Cáceres, de Centro Óptico el Álamo, mantiene que “lo ideal es que las existencias se renueven cada temporada, mas esta no es la realidad. La rotación de producto depende de lo que se ha vendido y se marcha restituyendo según las necesidades que van brotando en todos y cada momento”. Por otra parte, una buena negociación con los distribuidores te ayudará en el proceso: cantidades, descuentos por pronto pago, por volumen, etcétera. En el ámbito lo frecuente es abonar a los distribuidores a treinta, sesenta o bien noventa días, si bien para el caso de nuevas aperturas pueden postergarlo a 6 vencimientos, lo que te servirá como financiación inicial y te ayudará a hacer despegar el negocio. David Calderón explica que “se puede negociar con los distribuidores que te cambien un porcentaje de lo que no vendas, no más de un diez o bien un quince por ciento , el resto de lo que no se comercialice lo debes liquidar, poner en promoción… De todas y cada una maneras, la gafa puede estar a la perfección unos 2 años y medio en stock para poder venderla sin que se note mucho que está pasada de moda”. El resto de los productos que se hallan en la óptica no acostumbran a ser tan temporales ni tan “anclados” a la moda, con lo que pueden soportar un buen tiempo en la tienda.